sábado, 14 de mayo de 2011

Y uno aprende...


Se dice que cada día algo nuevo aprendemos, lecciones que vienen a ser experiencias que nos da la vida para hacernos evolucionar. Quiero compartir con vosotros este poema de Jorge Luis Borges que viene a ser un reflejo de lo dicho.

Después de un tiempo,
uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano
y encadenar un alma,
y uno aprende que el amor
no significa acostarse
y una compañía no significa seguridad
y uno empieza a aprender.
Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas
y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos y uno aprende a construir
todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana
es demasiado inseguro para planes...
y los futuros tienen una forma de
caerse en la mitad.
Y después de un tiempo
uno aprende que si es demasiado,
hasta el calorcito del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín
y decora su propia alma, en lugar
de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar,
que uno realmente es fuerte,
que uno realmente vale,
y uno aprende y aprende...
y con cada día uno aprende.


Por último, acompaño este post con este divertido vídeo que encontré hace un tiempo por casualidad, y que lleva un gran mensaje.



miércoles, 11 de mayo de 2011

Lisboa


Hoy mi rosa de los vientos me lleva a este rincón de la península.

Lisboa, ciudad mágica donde las haya, rodeada por siete colinas y no por simple casualidad...

Quien la haya visitado, sabrá que tiene un “algo especial” que encandila. Recorre por mi mente infinitos recuerdos de acontecimientos vividos que aún permanecen intactos en mi memoria.

El tiempo aquí parece haberse detenido, como si pasara lento, sin prisas, tranquilo en cada segundo, casi imposible estresarse.


Vista desde un mirador o desde el río es un regalo a la mirada. Repleta de estrechas calles, decandentes edificios,  viejos tranvías, acogedoras cafeterías… La belleza de lo antiguo es todavía un hecho, y sigue resultando refinada.

Encantadora por donde vayas y bohemia en cada esquina, así veo Lisboa, y así la recuerdo.

domingo, 8 de mayo de 2011

Comienza la aventura


Hola a todos/as,

Éste es mi primer post. Lo he llamado Rosa de los Vientos, porque me apasiona todo lo que tenga que ver con el mar y me encanta este instrumento de navegación.

Quizás os parezca un título poco original, pero en este blog no pretendo hablaros del mundo marítimo ni cosas parecidas. Esta rosa de los vientos es particular, no tiene los cuatro puntos cardinales convencionales, sino que orienta hacia estos cuatro temas: Viajes, Literatura, Música y Artes Plásticas.

No soy experta en ninguno de ellos, sólo pretendo plasmar mis impresiones de aquello que ha pasado por mis sentidos y que me gustaría compartir.

Así pues, depende de cómo gire el viento, hablaré sobre algo dentro de esta temática.

Espero que me acompañéis en esta aventura y os invito a participar.